Nanoproductividad #1: desalojar la mesa

Desalojar la mesa.

Vamos con la propuesta de nanoproductividad en 5 ideas:

1 > Nuestra mesa es, en ocasiones, un cúmulo de objetos que lo único
que hace es provocar aglomeración y sensación de caos. Tenemos la mayor parte del espacio invadido por “cosas” que solo nos restan sitio.

2 > Hay que empezar quitando todo lo que tenemos sobre ella y meterlo en una caja.

3 > De esta manera, empezamos con una superficie diáfana y ¡enorme! que nos resultará bastante más útil para nuestro trabajo.

4 > Según vayamos necesitando, rescatamos el material de la caja donde lo hemos guardado.

5 > Poco a poco veremos que no todo lo que teníamos a nuestro alrededor nos era imprescindible. Debemos crear lugares cómodos de estudio que nos faciliten la tarea.

Imagen © Pexels